viernes, 27 de julio de 2012

La órbita de Endor


La órbita de Endor es un programa hecho por y para frikis. Seguramente, si eres friki, te gustará el programa. En principio se tratan todos los temas habidos y por haber que nos encantan a los frikis: cómics, ciencia fmicción, etc. Dirigido por Antonio Runa y con colaboradores de la talla del Coronel Kurtz, Raúl Martín, Carlos Ruíz o Abraham Hitorso, es un podcast que -seguramente- no te dejará indiferente. Para acceder a su página web, la dirección es la siguiente:

                                              http://www.laorbitadeendor.com/

   Sinceramente, es un programa que me encanta y, por ello, me ofrecí a ponerles imágenes a dos cuñas suyas: la primera es de Batman y consiguieron al actor de doblaje español que le presta su voz al hombre murciélago. Aquí va la cuña:


video

   La segunda es una parodia de Los Vengadores, llamada Los Vengaloders (en clara alusión a su programa y a los oyentes del mismo). Espero que os guste.


video


   Y, si realmente os gusta, el enlace a la página web y a sus programas está aquí.

miércoles, 25 de julio de 2012

El Horroróscopo (por Pappel)

Válido desde el año 1 hasta el año 999999999999999 a.C., ambos inclusive; bueno, en realidad, no sirve para nada, pero lo pongo por si cuela y tal...




Nota: El editor, el creador y el que pone todas estas chorradas no se hacen responsables de que lo que pone en cada signo del horóscopo se cumpla o no o viceversa. Puede producir efectos secundarios, como micciones incontroladas y vecinos cabreados a las tantas de la madrugada. Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomárselo, fumárselo, realizar una limpieza de su ojete con él o, simplemente, tirarlo a la basura. Si nota ciertas convulsiones y contracciones de los músculos de la cara acompañados de sonidos alegres, estrepitosos y prolongados, no se preocupe, es normal. Si desea dar sus datos, modificar, rectificar, dosificar, duplicar, triplicar, y todos los verbos acabados en "-car", diríjase a http://www.mescojonoyosolo.org.net.web.html.fi.es.com/. Si no le contestan o la página le dice que no existe, es que la página no existe o que pasan de contestarle. Elija usted mismo.



ARIES


Para los nacidos bajo éste signo, su casa se reduce a su habitación. El resto no cuenta para nada. Son muy posesivos con todas sus pertenencias. Difícilmente se les podrá arrebatar el último libro que se han comprado y que a usted le gustaría ojear, o esos cómics (tebeyos en apañó) que tanto le gustan, para ver si merece la pena comprárselos. Cada noche hacen un exhaustivo recuento de todo su patrimonio y, si descubren que falta algo, levantan hasta la última piedra de la casa para encontrarlo. Por cierto, que si descubren que lo tiene usted,... ¡no hay mundo suficiente para correr!



TAURO

Los Tauro siempre están en pijama cuando están en casa. Generalmente, los podrá usted encontrar durmiendo en la cama, hibernando en el sofá del comedor mientras ven la "tele", con las zapatillas quitadas, por supuesto, o bien vegetando por toda la alfombra del salón. También puede usted encontrarse con la variedad del batín, aunque éstos suelen ir descalzos y con los pelos más bien poco peinados (la variedad del pijama suele estar un poco -y sólo un poco- más presentable en ese aspecto, aunque tampoco mucho, no se crea. Depende del sueño que tenga).



GÉMINIS

No hay quien entienda a los Géminis, aunque hay poca gente que dude eso. Su actitud es, cuando menos, curiosa. No valoran su propio hogar, pero les encantan los hogares ajenos. Suelen echar piropos del tipo "vaya alfombra más bonita" o "qué maravilla de muebles" o cosas así. ¡Cuidado! En ese caso, los Géminis pueden hacer dos cosas: o le pegan un palo que le avían y le quitan eso que tanto les gusta para llevarlo a su "guarida", o bien le pegan un palo que le avían y se quedan a vivir en su casa (y usted fuera, claro). Y lo peor es que no lo reconocen. "¿Quién? ¿Yooooo?", es su frase favorita.



CÁNCER

Los nacidos bajo éste signo son lo más chapucero entre lo más chapucero. Tienen tooooda la buena voluntad del mundo, y la mejor disponibilidad, pero los arreglos caseros no son precisamente su fuerte: más bien, todo lo contrario. Todo acabará mucho peor que cuando empezó a arreglarlo, y, encima, ni siquiera funcionará. Si, por casualidad se juntan dos Cáncer en casa, puede usted afirmar, sin temor a dudas, que son "la pareja Manazas". Si acude usted a un profesional (que no sea Cáncer, por supuesto), se ahorrará tiempo y dinero.



LEO

A los Leo les encanta ponerse la ropa de los demás, les valga o no, da lo mismo. Si pueden evitar ducharse, se conformarán con un confortable aseo a plazos: axilas el lunes, dentadura el jueves, cambio de muda (la de otra persona, a ser posible) el domingo,...; y, por supuesto, da lo mismo el aseo que toque (axilas, dentadura,...), ya que no falta el imprescindible aseo del cuero cabelludo con unas tres horas y media de secador, después de darse todo tipo de potingues para que el pelo les quede más brillante, sedoso, etc.; se puede reconocer a los nativos de éste signo por el abultado de su pelo al día siguiente. Caso de ser calvos, la calva les refulgirá cosa mala. Evite mirarla si no es con gafas de sol.



VIRGO

Los Virgo siempre están asomados al balcón, dominando el panorama con sus ojos de águila. No se les escapa un detalle. De su vecindad lo saben todo y del barrio también. Si alguien se lía con alguien en el vecindario, o hay una boda, o algún acontecimiento social importante, Virgo ya lo sabe y ya se encargará de difundir la noticia por todo el barrio, para que todo el mundo se entere. Por supuesto, si tiene usted un secreto y un Virgo se entera, tenga usted en cuenta que a los cinco minutos ya lo sabe toda la barriada. Ni siquiera la velocidad de la luz es tan rápida como un Virgo cotilleando. El Halcón milenario y la nave Enterprise son una chatarra en comparación a la velocidad de Virgo. El balcón es, con mucho, la parte más importante de la casa de los Virgo.



LIBRA

Los Libra en casa son los individuos más costosos que pueda usted echarse a la cara. Los Libra se duchan a diario (dos o tres veces, si es posible) y su exhaustivo aseo no baja nunca de los 45 minutos de agua caliente, medio bote de gel, medio bote de champú y otro medio de acondicionador (eso que no falte. Da igual si el champú tiene acondicionador; una segunda mano nunca viene mal). El desodorante, la colonia y la pasta de dientes no duran nada de nada y el papel higiénico debe ser que se lo comen, porque apenas está puesto, ya se ha gastado. Salen muy caros, de verdad.



ESCORPIO

Los Escorpio en casa no hacen favores absolutamente a nadie. Son muy poco amigos del madrugón y les gusta estar en la cama hasta muy tarde. Si es posible, se refugian entre las sábanas hasta el límite de su resistencia y, cuando ese temido momento llega, ya tienen hecho el plan para todo el día, que siempre incluye salidas "a mogollón", hasta la hora de comer. Se dedican a hacer llamaditas a todos los amigotes y luego, de juerga o a hacer el ganso con el compañero babosón de turno que hoy va y mañana no, "porque no le mola". Por supuesto, si pueden hacer esto de noche, mejor que mejor. La casa se le cae encima a un escorpio si está más de cinco minutos en ella, a no ser que sea en su cómoda cama.



SAGITARIO

Los Sagitario son siempre los grandes ausentes. Nunca están en casa, y si están, no te abren la puerta. Cuando les telefoneas, no les importa poner voz de contestador automático y quitarse el muerto de encima. Por supuesto, aunque les busques, no les vas a encontrar, aunque quizá con Lobatón...; por supuesto, si te los encuentras al día siguiente por la calle, te pondrán la típica excusa de: "no, es que me fui de juerga con unos amigos" o bien "no, es que me fui al pueblo porque se me ha muerto el gato" (¡¡¿¿47 veces seguidas??!!). En fin...



CAPRICORNIO

A los nativos de éste signo se les puede encontrar fácilmente en la nevera. Si vive usted en una casa grande y quiere encontrar a un Capricornio, vaya directamente a la nevera y lo encontrará allí. Los sandwiches, la pizza, la pasta y la salsa rosa les vuelven locos. Suelen esconder víveres por toda la casa (principalmente en su habitación, aunque cualquier rincón de la casa les vale) para su propio consumo y, si le pillan acechando en su escondite, puede usted pasar un mal rato, ya que defienden su "coto de caza" con uñas y dientes. Eso sí, si usted quiere hacer un amigo Capricornio, solo tiene que regalarle comida y ya lo tiene en el bote... mientras haya comida, claro.



ACUARIO

Si usted tiene la (dudosa) suerte de tener un Acuario en casa, huya de él de cualquier forma y lo más lejos posible. No corra usted a esconderse, pues se esconda donde se esconda, da lo mismo: los Acuario le encontrarán tarde o temprano y le proporcionarán trabajo. Y, en caso de no haberlo, se lo inventan, da lo mismo. Siempre están haciendo cosas y no pierden ni un segundo y, por supuesto, no respetan los domingos ni las fiestas de guardar. Serán más tenaces buscándole que un Terminator y usted acabará más atacado que la nave de Star Trek. No se llevan excesivamente bien con los Tauro (de ninguna forma, vamos).



PISCIS

Los Piscis en casa son unos auténticos maniáticos y unos perseguidores implacables en el hogar. Si no tiene usted cuidado, le crearán una manía persecutoria que ríase usted. Si usted mancha algo, en seguida aparecerá tras de usted un trapo, y tras el trapo, infaliblemente, Piscis, con un discurso plagado de reprimendas por mancharle la casa. Si a usted se le ocurre intentar "escurrir el bulto", Piscis le perseguirá tipo Acuario y, hasta que no le haya soltado su discurso, no le dejará tranquilo. Son igual de tenaces que los Acuario y le proporcionarán a usted el mismo tipo de dolor de cabeza aunque, eso sí, sin trabajo. Si no tiene a mano pastillas para el dolor de cabeza, está usted perdido. Tenga usted en cuenta que los Piscis hablan solos.




lunes, 9 de julio de 2012

El Horrospoco (por Nostrabamus)

Válido desde el año 2.000 hasta el 57324489276532532784657892652, ambos inclusive.

Nota: El editor, el creador y el que pone todas estas chorradas no se hacen responsables de que lo que pone en cada signo del horóscopo se cumpla o no o viceversa. Puede producir efectos secundarios, como micciones incontroladas y vecinos cabreados a las tantas de la madrugada. Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomárselo, fumárselo, realizar una limpieza de su ojete con él o, simplemente, tirarlo a la basura. Si nota ciertas convulsiones y contracciones de los músculos de la cara acompañados de sonidos alegres, estrepitosos y prolongados, no se preocupe, es normal.

ARIES
Los Aries deben abandonar esas molestas actitudes infantiloides, ya que son demasiado mayores como para hacerse pipí en la cama o decir "gugú, tatá". Debido a la conjunción planetaria entre Venus, la Luna y la vecina del quinto, es un buen momento para que aprendas un idioma, facilito, eso sí. Te aconsejamos desde aquí que sea algo poco complicado como el chino mandarín, con todos sus dialectos, para cuando te digan algo así como: "¿Hablo en chino, o qué?". Tus números de la suerte son los periódicos y los derivados.

TAURO
Los Tauro deberán en todo momento evitar la mezcla de su vida social y su vida laboral. Es incluso aconsejable que eviten mezclar su vida laboral y su vida social. De hecho, si pueden evitar mezclar cualquiera de las dos en cualquiera de sus combinaciones, será más que aconsejable. Si tu pareja tiene reacciones incongruentes, tienes dos opciones: o le dices "O me sigues la corriente o te pegun palo que t'avío" o bien le pegas un palo que le avías, directamente. Tú mismo/a. Tus números de la suerte son los arábigos.

GÉMINIS
Los amigos (y amigas) géminis son la diplomacia personificada: si se les molesta aunque sólo sea un poquito, directamente te pegan un palo que te avían (aprended, Tauros) y te dejan aviao, valga la rebuznancia. Las féminas de éste signo son unos hijos y maridos excelentes, al igual que los varones. También son buenos abuelos, sobre todo si tienen una garrota a mano. Caso contrario, el trabuco también les sirve. Sus números de la suerte son todos los redondos.

CÁNCER
Los nacidos en éste signo se dedican a hacer dinero como bestias; de hecho, la mayor parte de gente nacida bajo éste signo trabaja en la Casa de la Moneda. Normalmente, a las mujeres cáncer no hay quien les gane a cabezonería, ya que normalmente se salen con la suya, aunque a veces también salen con el de otra. Curiosamente, en éstos últimos casos, se organizan unos líos de narices y siempre hay algún/a géminis metido repartiendo palos "aviadores" (no, no es que vuelen en avión) a diestro y siniestro. Tus números de la suerte son el 78927546436590675436890753758475847584758475739 y el 54264327896520542905627896522432893265893.


LEO
Los nativos de éste maravilloso signo odian el sufrimiento y, por ello, raramente se meten a fakires. Algunos/as leo, sin embargo, suelen estar muy mosqueados con todo el mundo y suelen meterse a recaudadores de impuestos, cobro de morosos y demás fauna. Es por ello que, a éstos últimos hay que tratarles con cuidado y mucho tacto (sobre todo si son mujeres). Un consejo: cuidado con los Leo que tengan amigos/as géminis. Por si acaso te avían. Tus números de la suerte son el 7 y el VII.

VIRGO
Los virgo, debido a su carácter dejado, llegan a tener fama de holgazanes a pesar de no haber dado un palo al agua (no como otros que los dan al agua y a donde se tercie) en su vida. Alrededor del día 10 le pegarán un susto. Tiene usted dos opciones: o se lleva consigo a un Géminis (un Tauro también vale para éstos casos, o también un Leo con un amigo Géminis), o tiene usted preparado un hipo para ese día, no sea que vaya a desaprovechar el susto. ¡¡Que no estamos para derrochar, hombre de Dios!! Sus números de la suerte son el MCMXXII y el CLXXIV .

LIBRA
Los libra poseen muy buena aptitud para los estudios, sobre todo de anatomía (en varios sentidos), física cuántica microespacial, química irradiada por ultrasonidos y futesas de ese calibre. Nada complicado, no señor. A las mujeres Libra les encanta que les seduzcan con misterio: si usted se alquila un vídeo de cualquier thriller, la tiene usted en el bote. Claro que un buen susto también vale, a no ser que la susodicha individua tenga una amiga Géminis (en ese caso está usted perdido). Su piedra preciosa es el canto rodao (¡cómprame uno, popof!) y sus números de la suerte son los números primos (¡¡¡Primooooo!!!! ¡¡¡¡Dame un númeroooo!!!!).

ESCORPIO
Los amigos (y amigas) Escorpio tienen un caracter bastante agrio. Es por ello que, si se quedan quietos en un sitio se les puede confundir con la botella del vinagre. A partir de hoy hay un período de días propicios para que te embarques en viajes agradables y de placer, siempre y cuando no te pongas nervioso/a cuando el chófer baje la bandera y te diga "¿P'a donde? Son 10.000"; el problema surgirá si el chófer es un Leo o un Géminis (sobre todo éste último si te ve nervioso, no sea que piense que te vas a ir sin pagar). Participarás en reuniones de amigos que serán muy alegres. Sin embargo, no debes abusar del orujo cazallero ni del anís de garrafón. Tus números de la suerte son el 0,784 y el 789,37484.

SAGITARIO
Los varones de éste signo pueden guardar muy bien un secreto (al igual que otras muchas cosas). De hecho, lo guardan tan bien que luego no son capaces de encontrar nada de lo que guardan. Tienen una gran tendencia a la inercia y suelen caerse mucho en los autobuses y demás medios de transporte colectivos, sobre todo encima de los Leo, que sufren mucho con éstos encuentros, a no ser que sea un Leo recaudador de impuestos, con lo que -seguramente- puedes tener muchas posibilidades de empezar una aventura (en varios sentidos). Sus números de la suerte son el 780 + IVA y el 345 + ITV.

CAPRICORNIO
No les gusta nada la vida rutinaria y por eso suelen comer por la noche y cenar al mediodía, amén de dormir en el suelo y dejar cosas en la cama y demás acciones poco rutinarias. Son muy propensos a enfermedades del aparato digestivo, tales como la solitaria. También suelen sufrir de diarrea estival en pleno invierno. Éste mes tendrán suerte, puesto que se les aclarará una duda existencial del tipo "¿Qué como para cenar? ¿Carne o pescado?". Los números de la suerte de éste signo son los resultantes del logaritmo neperiano derivado de x + y elevados a la enésima potencia.

ACUARIO
Los que han nacido bajo éste signo son personas muy intuitivas. Es por eso que nunca aciertan un resultado en la quiniela, la primitiva, la bono-loto y demás. Habrá desacuerdos éste mes con el sexo opuesto por asuntos económicos. Prueba por el rastro o tiendas de segunda mano a ver si lo encuentras más barato, siempre que no lleve la tienda un Leo, ya que puede ser recaudador/a de impuestos o tener un amigo/a géminis (no sé cuál de las dos opciones es peor). Éste mes también encontrarán un gran alivio psicosocial en varias áreas psicosociales. Sus números de la suerte son "pi" y "e".

PISCIS
Los piscis tienen un carácter dulce y empalagoso por naturaleza y por ello suele haber muchos piscis diabéticos, además de encantarles todo tipo de dulces, chucherías y demás zarandajas. Éste mes tendrás cambios económicos importantes y sorprendentes: te encontrarás un céntimo en la calle. Inviértelo y recibirás intereses (quizá). Tus números de la suerte son la raíz cuadrada de 246810 y el logaritmo de 13579.

    Hala, hasta otra. ^_^

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO (IV)


LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO

Feo, el gato

     Todos en el edificio de apartamentos donde yo vivía sabían quién era Feo. Feo era el gato callejero del barrio.

     Feo adoraba tres cosas en este mundo: pelear, comer basura y, digamos, amor. La combinación de estas tres cosas sumadas a una vida en las calles habían causado daños en Feo y el pobre gato estaba un poco "hecho polvo".

     Para comenzar, sólo tenía un ojo y, en el lugar donde debería estar el otro ojo, había un profundo agujero. También había perdido la oreja del mismo lado, y su pie izquierdo parecía haberse quebrado en el pasado, y el hueso se curó en un ángulo extraño, haciendo que siempre pareciese estar dando la vuelta a la esquina. Feo había perdido la cola hacia mucho tiempo, y quedaba apenas un pequeño pedazo de cola espesa, que él siempre giraba y torcía.

     Todos los que veían a Feo tenían la misma reacción: "¡Pero que gato más feo!" Los niños estaban avisados para no tocarlo; los adultos le tiraban piedras, le echaban agua con la manguera o con cubos para espantarlo, lo expulsaban cuando él intentaba entrar en sus casas o apretaban sus patas en la puerta cuando él insistía en entrar. Ante todos estos ataques, Feo siempre tenía la misma reacción: si le echaban agua con la manguera, no salía del lugar, se quedaba allí ensopado hasta que desistiesen. Si le tiraban cosas encorvaba su cuerpecito flaquito a los pies, pidiendo perdón. Siempre que veía niños, surgía corriendo, maullando desesperadamente y refregando la cabeza en todas las manos, implorando un poquito de amor. Cuando yo lo tomaba en mi regazo, él inmediatamente comenzaba a lamer mi camisa, orejas, o lo que encontrase.

     Un día, Feo quiso compartir su amor con los perros del vecino. Sin embargo, los perros no eran amistosos e hirieron a Feo gravemente. Desde mi apartamento, yo oí sus gritos y corrí para intentar ayudarlo. En el momento en que llegué donde él estaba caído, me dí cuenta de que la triste vida de Feo se estaba evaporando. Feo estaba caído en un pozo, sus patas traseras y su espalda estaban totalmente deformes; un profundo corte en la línea blanca de pelo atravesaba su pecho. Cuando yo lo agarré e intenté llevarlo a casa, él aspiraba y se asfixiaba; podía sentirlo luchando para respirar.

     "Creo que lo estoy lastimando mucho", pensé. Entonces, sentí la sensación familiar de Feo chupando mi oreja. En medio de tamaño dolor, sufriendo y, obviamente, muriéndose, Feo estaba intentando lamer mi oreja. Lo atraje cerca de mí y él refregó su cabeza en la palma de mi mano, me miró con su único ojo dorado y comenzó a ronronear para mí.

     Incluso sintiendo tanto dolor, aquel gatito feo, lleno de las cicatrices de sus batallas, estaba pidiendo un poco de cariño, tal vez alguna conmiseración. En aquel instante, pensaba que Feo era el gato más lindo y adorable que yo había visto. En ningún momento intentó arañarme o morderme, ni intentó huir de mi, o se rebeló de alguna manera. Feo apenas me miraba, confiando completamente en que yo aliviaría su dolor.

     Feo murió en mis brazos antes que yo entrase en mi apartamento. Yo me senté y me quedé abrazado a él por mucho tiempo, pensando sobre cómo este gato callejero deformado y cubierto de cicatrices había cambiado mi opinión sobre lo que significaba la genuina pureza de espíritu y sobre cómo amar incondicionalmente. Feo me enseñó más sobre la donación y la compasión que cualquier ser humano y yo siempre le estaré agradecido.

     Llegó la hora de seguir adelante y aprender a amar verdadera e incondicionalmente. Llegó la hora de dar mi amor a aquellos que me son queridos. Muchas personas quieren ser influyentes, quieren acumular dinero, quieren tener éxito, ser queridas o bellas.



En cuanto a mí, yo siempre intentaré ser como Feo.

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO (III)

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO


El hombre

Enviado por Mª Mar Frontera. Gracias, Mar ^_^

 
El relato puede aplicarse a la circunstancia de cada uno. Como bien dice la Biblia, "Quien tenga oídos para oir, que oiga".

 
     Un hombre estaba durmiendo una noche en su cabaña, cuando, de repente, su habitación se llenó de luz y se le apareció Dios. El Señor le dijo que tenía trabajo para él y le mostró una roca enorme en frente de su cabaña. El Señor le expicó al hombre que éste tenía que empujar contra la roca con todas su fuerzas. Así que, el hombre lo hizo día a día.

     Durante muchos años, el hombre trabajó duramente desde la salida hasta la puesta de sol; sus hombros se volvieron fornidos contra la enorme, fría superfície de la inamovible roca, empujando con toda su fuerza. Cada noche, el hombre volvía a su cabina dolorido y agotado, sintiendo que había pasado el día en vano.

     Puesto que el hombre estaba mostrando desánimo, el Enemigo (Satán) decidió entrar en escena metiendo pensamientos en la fatigada mente del hombre: "Has estado empujando esa roca durante mucho tiempo y ni siquiera se ha movido", dando así al hombre la impresión de que su tarea era imposible y de que él había fracasado. Esos pensamientos desanimaron y descorazonaron al hombre, que pensó: "¿Por qué me estoy matando con esto? Sólo pasaré mi tiempo esforzándome al mínimo y eso será suficiente".

     Y eso fue lo que decidió hacer hasta que, un día, decidió hacer de ello una oración y elevar sus problemáticos pensamientos al Señor. "Señor" - dijo - "He trabajado mucho y duro a tu servicio, poniendo toda mi fuerza en aquello que me pediste. Sin embargo, después de todo este tiempo, ni siquiera he movido la roca medio milímetro. ¿Qué pasa? ¿Por qué te estoy fallando?" El Señor respondió con compasión: "Amigo mío, cuando te pedí que me sirvieras y tú aceptaste, Yo te dije que tu trabajo era empujar contra la roca con todas tus fuerzas, que es lo que has hecho. Nunca jamás te dije que esperaba de tí que la movieras. Tu trabajo era empujar. Y ahora vienes a Mí con tu fuerza gastada, pensando que me has fallado. Pero, ¿es así de verdad? Mírate. Tus brazos son fuertes y musculosos. Tu espalda, vigorosa y bronceada; tus manos están callosas de la presión constante; tus piernas se han vuelto fuertes y recias. A través de la oposición, has crecido mucho y tus habilidades sobrepasan ahora a las que tenías. Aún no has movido la roca, pero tu llamada era sere obediente y empujar y ejercitar tu fe y confianza en Mi sabiduría. Ya lo has hecho. Ahora, Amigo mío, moverás la roca".

     A veces, cuando oímos una palabra de Dios, tendemos a usar nuestra propia inteligencia para descifrar qué es lo que Él quiere, cuando, en realidad, lo que Dios quiere es sólo obediencia y fé en Él. Por supuesto, el ejercicio de la fe mueve montañas, pero debes saber que es Dios quien mueve montañas.

Cuando todo parezca ir mal... ¡sólo RHQAS!
Cuando el trabajo te desanime... ¡sólo RHQAS!
Cuando la gente no reaccione de la forma que piensas que deberían hacerlo... ¡sólo RHQAS!
Cuando parece que tu dinero "se va" y se adeuden facturas... ¡sólo RHQAS!
Cuando la gente no te entienda... ¡sólo RHQAS!
R.H.Q.A.S. = Reza Hasta Que Algo Suceda

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO (II)

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO

El perro

Enviado por Rei Hino. Gracias, Rei ^_^

1ª semana. Hoy cumplí una semana de nacido, ¡Que alegría haber llegado a este mundo!
1er mes. Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.
2 meses. Hoy me separaron de mi mamá. Ella estaba muy inquieta, y con sus ojos me dijo adiós. Espero que mi nueva "familia humana" me cuide tan bien como ella lo ha hecho.
4 meses. He crecido rápido; todo me llama la atención. Hay varios niños en la casa que para mí son como "hermanitos". Somos muy inquietos: ellos me tiran de la cola y yo les muerdo jugando.
5 meses. Hoy me regañaron. Mi ama se molestó porque me hice "pipí" dentro de la casa; pero nunca me habían dicho dónde debo hacerlo. Además, duermo en la habitación. ¡Ya no me aguantaba!
8 meses. Soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar; me siento tan seguro, tan protegido. Creo que mi familia humana me quiere y me consiente mucho. Cuando están comiendo, me invitan. El patio es para mí solito y me consienten cuando escarbo como mis antepasados los lobos, cuando esconden la comida. Nunca me educan. Ha de estar todo bien lo que hago.
12 meses. Hoy cumplí un año. Soy un perro adulto. Mis amos dicen que crecí más de lo que ellos pensaban. Que orgullosos se deben sentir de mí.
13 meses. Qué mal me sentí hoy. Mi "hermanito" me quitó la pelota. Yo nunca agarro sus juguetes. Así que se la quité. Pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes, así que lo lastimé sin querer. Después del susto, me encadenaron casi sin poderme mover al rayo del sol. Dicen que van a tenerme en observación y que soy un ingrato. No entiendo nada de lo que pasa.
15 meses. Ya nada es igual... vivo en la azotea. Me siento muy solo... mi familia ya no me quiere. A veces, se les olvida que tengo hambre y sed. Cuando llueve, no tengo techo que me cobije.
16 meses. Hoy me bajaron de la azotea. Seguro que mi familia me perdonó. Yo me puse tan contento que daba saltos de alegría. Mi rabo parecía una bandera. Además de eso, me van a llevar con ellos de paseo. Nos fuimos hacia la carretera y, de repente, se pararon. Abrieron la puerta y yo me bajé feliz, creyendo que haríamos nuestro "día de campo". No comprendo por qué cerraron la puerta y se fueron. "¡Oigan, esperen!" -ladré- "se olvidan de mí". Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas. Mi angustia crecía al darme cuenta de que casi me desvanecía y ellos no se detendrían: me habían olvidado.
17 meses. He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa. Me siento y estoy perdido. En mi camino hay gente de buen corazón, que me ve con tristeza y me da algo de comer. Yo se lo agradezco con mi mirada y desde el fondo de mi alma. Yo quisiera que me adoptaran y sería leal como ninguno. Pero solo dicen "pobre perrito, se ha de haber perdido".
18 meses. El otro día pasé por una escuela y ví a muchos niños y jóvenes como mis "hermanitos". Me acerqué y un grupo de ellos, riéndose, me lanzó una lluvia de piedras "a ver quién tenía mejor tino". Una de esas piedras me lastimó el ojo y desde entonces ya no veo con él.
19 meses. Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían más de mí. Ya estoy muy flaco; mi aspecto ha cambiado. Perdí mi ojo y la gente más bien me saca a escobazos cuando pretendo echarme en una pequeña sombra.
20 meses. Casi no puedo moverme. Hoy, al tratar de cruzar la calle por donde pasan los coches, uno me arrolló. Según yo, estaba en un lugar seguro llamado "cuneta", pero nunca olvidaré la mirada de satisfacción del conductor, que hasta se ladeó con tal de centrarme. Ojalá me hubiera matado, pero solo me dislocó la cadera. El dolor es terrible, mis patas traseras no me responden y, con dificultades, me arrastré hacia un poco de hierba a la ladera del camino. Llevo 10 días bajo el sol, la lluvia, el frío y sin comer.


Ya no me puedo mover. El dolor es insoportable. Me siento muy mal; me quedé en un lugar húmedo y parece que hasta mi pelo se está cayendo. Algunas personas pasan y ni me ven; otras dicen: "No te acerques". Ya casi estoy inconsciente; pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos. La dulzura de su voz me hizo reaccionar. "Pobre perrito, mira como te han dejado", decía... junto a ella venía un señor de bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "Lo siento señora, pero este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir". A la gentil dama se le salieron las lágrimas y asintió. Como pude, moví el rabo y la miré agradeciéndole me ayudara a descansar. Sólo sentí el pincho de la inyección y me dormí para siempre pensando en por qué tuve que nacer si nadie me quería.

     La solución no es echar un perro a la calle, sino educarlo. No conviertas en problema una grata compañía. Ayuda a abrir conciencia y así poder acabar con el problema de los perros callejeros y, además, con su sufrimiento. Muchas veces, los animales no comprenden cómo podemos abandonarles cuando sólo piden cariño y cobijo.

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO (I)

LOS RElatOS DE LA Web DEL PenCO

La Flor del Jardín

     Hace quinientos años, una joven india llamada Devi vivía en las montañas, lejos de la civilización, en una casa enorme, junto a su familia. La casa en la que vivía tenía un jardín grandioso, lleno de todo tipo de plantas y árboles exóticos. Algunas veces, Devi y sus amigas iban al jardín a jugar al escondite, a estar por allí contemplando el correr de las nubes o las puestas de sol o bien a merendar mientras disfrutaban del paisaje. Por lo general, Devi, cuando no estaban sus amigas, gustaba de leer en aquel jardín, bajo los árboles, oyendo el viento susurrar entre las hojas y viendo cómo la luz del atardecer moría entre bellas nubes rojizas.

     Había en el jardín árboles preciosos, muy altos y grandes, aunque a Devi le gustaba uno en concreto, que era su favorito. Este árbol concreto era más alto que los demás y mucho más bonito, con unas largas ramas marrones que la cobijaban de los hirientes rayos del sol y unas hojas grandes y verdes que dejaban escapar suspiros que a Devi le encantaba oir, cuando el viento pasaba entre ellas. Devi miraba a los pájaros que anidaban en el árbol, oía sus gorjeos de felicidad y regocijo y también escuchaba el susurro del viento, que tan acogedor le parecía. Sin embargo, aquel árbol nunca daba flores.

     Cada año, todos los árboles estaban muy floridos, pero el árbol favorito de Devi no daba nada. Cada año, Devi esperaba con impaciencia que todos los árboles estuviesen floridos y deseaba en su fuero interno que aquel árbol, su favorito, le diese una flor. Pero no había flores en su árbol y esto la ponía triste. Sin embargo, nunca perdía la esperanza y cada año volvía al jardín por aquella época para ver si su árbol había dado alguna flor y cada año quedaba triste al no haber ninguna.
Devi vivió en la misma casa durante ochenta años y cada año seguía el mismo ritual. Ahora ya era una venerable anciana, pero, aún así, cada tarde se adentraba en el jardín para visitar a su árbol y cada tarde buscaba una flor, pero nunca la encontraba.

     Una tarde, llegó al árbol. Cerca de la copa del árbol, de su árbol favorito, del árbol que nunca había dado flor alguna, vió una flor preciosa, de color rosa y amarillo, como una explosión de color, como el color del sol al morir cada atardecer entre las nubes. Era una flor preciosa, la más hermosa que había visto nunca Devi y, por supuesto, la flor más hermosa de todo el jardín. No había una flor más hermosa que aquella en todo el jardín. Devi sonrió y no sólo con su boca, sino también con su corazón. Estaba feliz y radiante. Con la sonrisa en sus labios y en su corazón, volvió a través del jardín, pasando por entre los árboles y las plantas y entró en la casa. La puerta se cerró tras ella.



Devi jamás volvió al jardín.